Prepara una pasta de pimientos y elimina la artritis y el dolor en las articulaciones

El ají picante o los pimientos pueden degustarse en muchos platillos. Pero, sin embargo hacer una pasta y aplicarlo en tus articulaciones ofrece un alivio real para el dolor de la artritis o articulaciones doloridas.

Aprende cómo hacer una pasta de pimiento para la artritis y el dolor en las articulaciones

El componente activo del ají picante que tiene la capacidad de aliviar los dolores es la capsaicina. Cuánto más picante sea el pimiento, más alivio ofrecerá. La capsaicina del pimiento es un tratamiento tópico (externo) seguro y probado para obtener alivio en las personas con artritis severa y dolores en las articulaciones.

El pimiento picante bloquea la sensibilidad a los receptores de dolor y lo reduce. El efecto analgésico es casi inmediato. En lugar de utilizar cremas comerciales para la artritis, fácilmente podemos preparar una en casa, de manera casera y sobre todo sabiendo lo que estamos poniendo en nuestra piel.

La pimienta de cayena (ají, chile o pimiento picante) tambien es muy efectivo. Es un ingrediente usado en muchas recetas que también nos aporta sus maravillosas bondades por ser un potente analgésico, calmante y antiséptico natural, contienen flavonoides, vitamina C y carotenoides.

Estos últimos ajies son antioxidantes que protegen las células del cuerpo. Algunos de los beneficios para la salud del ají o pimiento son: aumenta la sudoración, la temperatura del cuerpo y la circulación de la sangre, elimina infecciones, acelera el metabolismo y alivia calambres (cuando se consume). También se puede usar de manera externa para reducir los dolores articulares o musculares.

No se recomienda en  personas con problemas renales o hepáticos, así como tampoco a mujeres embarazadas o en etapa de amamantamiento

Receta de Crema de pimientos

Para preparar la crema de capsaicina en casa, debes mezclar 3 cucharadas de polvo de pimienta de cayena en una taza de aceite de oliva, almendras, jojoba o semillas de uva (una de las cuatro). Calienta a baño María de 5 a 10 minutos a fuego medio y añade media taza de miel de abejas o cera rallada. Revuelve hasta que se derrita y mezcla bien.

Luego deja enfriar. Bate nuevamente y coloca en un frasco de vidrio con tapa hermética y almacena en el refrigerador. La crema se puede seguir usando durante una semana y media (diez días), aplicada diariamente sobre la articulación dolorosa. Es efectiva para aquellos con dolor moderado en las articulaciones.

Para obtener mejores resultados, puedes preparar un alivio adicional a la crema de pimientos, añadiendo componentes anti-inflamatorios como son el jengibre y la cúrcuma a la preparación de la crema de cayena explicada antes. Mezcla 3 cucharadas de cúrcuma y 2 cucharadas de jengibre molido.

Coloca 3 tazas de aceite oliva, almendra, semilla de uva o de jojoba, llévalo al fuego y revuelve hasta que se mezcla bien. Calienta durante 10 minutos a fuego medio y añade media taza de cera de abejas, mientras sigues mezclando. Retíralo del calor y enfría durante 10 minutos en el refrigerador.